Desde hace años, Estonia lidera el ranking mundial de competitividad empresarial, concretamente el ranking de “tax competitiveness” que mide no solo la tributación, sino las facilidades que su sistema tributario establece para emprendedores y nuevas empresas.

En este artículo queremos explicaros, desde un punto de vista práctico, por qué es importante, y cómo puede beneficiaros tener una empresa en Estonia que poder gestionar completamente online.

¿Por qué es importante este dato?

La estructura de la ley tributaria de un país es determinante en su desarrollo económico. Una ley tributaria bien estructurada facilita la vida a los empresarios y promueve el desarrollo económico, al tiempo que genera ingresos suficientes para el gobierno. En contraste, los sistemas tributarios mal estructurados no solo perjudican los bolsillos de los contribuyentes, sino que generar economía sumergida.

Para que nos entendamos, la facilidad o no de entender y pagar impuestos en un país, unido a lo fácil o difícil de entender dicho sistema, puede ser vital para la subsistencia de un negocio. Hablamos aquí especialmente de negocios que empiezan, emprendedores, startups y demás.

Estonia, líder desde hace años

Desde hace años, la Tax Foundation elabora un informe donde se refleja la competitividad fiscal de los distintos países de los países de la OCDE. Como una imagen vale más de mil palabras, hemos elaborado un gráfico que muestra la comparativa en la posición de competitividad fiscal entre España y Estonia.

Si bien es verdad que España no ocupa el último puesto del ranking en la zona Euro (ese dudoso honor le corresponde a Francia), sí está bastante abajo. Concretamente, el 28 de 35 estados. Las razones que se citan para justificar dicha puntuación varían entre la existencia de la cuota de autónomo, la dificultad, papeleo y tiempos para abrir una empresa, o la opacidad del sistema fiscal entre otras.

Podéis acceder al informe completo aquí.

Razones por las que Estonia lidera el ranking mundial de competitividad empresarial

Aunque el informe describe varias razones, sin entrar en detalles técnicos, queremos destacar las razones más relevantes que os pueden interesar si estáis pensando en establecer vuestro negocio en tierras bálticas.

Vamos a verlas.

Impuesto de sociedades sólo en los beneficios distribuidos

Como establece el informe:

Estonia, que tiene un impuesto a las empresas solo sobre los beneficios distribuidos, permite por ley que el 100 por ciento del valor de una inversión o re-inversión de capital en la empresa se cancele a nivel fiscal, debido a que la distribución de beneficios de un negocio se determina por el flujo de caja.

Estonia está muy lejos de ser un paraíso fiscal (de hecho, su impuesto de sociedades es equivalente o superior a la mayoría de países europeos). Sin embargo, si han adoptado una serie de medidas muy inteligentes que, asegurándose de que las empresas cotizan de manera justa, son únicas en el mundo y suponen una ventaja fundamental para tu negocio.

La más importante es la decisión de tasar solo los beneficios distribuidos. ¿Qué significa esto en cristiano? Básicamente, que solo pagas impuestos al distribuir dividendos o asignar salario en tu empresa. Es decir, podrías estar ingresando debido a tu facturación durante años, y pagando gastos de negocio justificados, y tu empresa no tendría que pagar ni un euro de impuestos.

Gastos Justificados Libres de Impuestos

¿Por qué es importante eso? Una empresa, además de ingresos, tiene siempre una serie de gastos muy variados. El hecho de que no pagues impuestos sobre esos ingresos significa que los gastos no están tasados. Es decir, todo gasto justificado de tu empresa está virtualmente libre de impuestos.

Eso también significa que una empresa Estonia que empieza no tiene que pagar un euro de impuestos hasta que no tenga dinero suficiente para distribuir dividendos o salarios. Esto es ideal para emprendedores que están lanzando un negocio y necesitan el dinero para invertir en el mismo: publicidad, infraestructura, servidores, servicios, productos, etcétera.

Esta situación contrasta enormemente con una empresa que empieza en España, que para empezar tiene que aportar la cuota de autónomo del administrador que, al ser autónomo societario, se sitúa en más de 340€. A esto hay que sumar los impuestos sobre los escasos ingresos obtenidos durante los primeros momentos de vida de la empresa (que generalmente se destinan a gastos o a re-invertir en la misma).

Esta disparidad puede representar la diferencia entre que tu negocio salga a flote el primer año o se hunda.

No hay cuota de autónomo

Es un dato conocido que la cuota de autónomo de España es excesivamente alta, especialmente, si tomamos en consideración lo que obtiene a cambio el autónomo español respecto a pensión, bajas médicas o seguridad social.

Aunque tengas una empresa en España, al menos uno de los socios está obligado, generalmente, a ser autónomo. Esto implica unos gastos efectivos para la empresa de más de 340 euros al mes. Este gasto es insensible al hecho de que la empresa no haya tenido ningún beneficio.

Este hecho dificulta la creación de empresas jóvenes, emprendedores y startups. Estamos hablando de gente joven, con mucha ilusión, un proyecto y un portátil… pero pocos recursos. Las implicaciones a nivel del desarrollo tecnológico, el ecosistema de startups y la innovación son bien claras.

Por contra, en Estonia entienden que una empresa es eso, una empresa, y que sus miembros ya pagarán su seguridad social o sus impuestos correspondientes al distribuir beneficios. De modo que ¿por qué tiene un socio que pagarlos simplemente para tener el beneficio de poder tener un negocio?

Estonia lidera el ranking mundial de competitividad empresarial de nuevo

Abrir y gestiona tu empresa completamente online

Otro factor importante, no solo para la alta puntuación de Estonia en el ranking de competitividad a nivel de impuestos, sino empresarial en general, es la posibilidad de abrir tu negocio completamente online.

Gracias al programa e-Residency, cualquier persona de cualquier nacionalidad puede abrir una empresa en Estonia. Aún más importante es el hecho de que el proceso es completamente online. No necesitas pisar Estonia a menos que necesites tener una cuenta bancaria en un banco tradicional Estonio. Por suerte, hay multitud de alternativas bancarias digitales para operar con tu empresa sin necesidad de usar un banco tradicional.

Este dato es importante y contrasta con la situación en otros países -como España- donde abrir una empresa requiere varias visitas al registro, la “ventanilla única”, el notario, hacienda, etcétera.

No solo puedes abrir tu empresa completamente online, sino que además puedes gestionarla de manera completamente online, en remoto, estés donde estés. Usando nuestros servicios, puedes registrar tu empresa en cuestión de días, y nosotros nos encargamos de la contabilidad, impuestos y declaraciones de IVA, para que tu solo tengas que preocuparte de hacer crecer tu negocio.

Daily Allowance

En Tu Empresa En Estonia siempre decimos que comparar una empresa con ser autónomo es como comparar un Tesla con una bicicleta. Ambos te llevan a donde quieres, pero de maneras muy diferentes.

En concreto, siendo empresa en Estonia tienes una serie de ventajas, como el Daily Allowance. El Daily Allowance es una cantidad que se te permite sacar de tu cuenta de empresa libre de impuestos. Funciona como unas dietas, si existe un viaje justificado. Por ejemplo, si Ana viaja a un congreso de diseñadores en San Francisco, USA, una semana, podría beneficiarse del Daily Allowance.

Para ello, hay que declarar el viaje, con las fechas, de antemano, y justificarlo (billetes de avión, AirBnB, y la entrada al congreso). En ese caso puedes sacar hasta 50€ los primeros 15 días del mes más 32€ los restantes, libres de impuestos, caso de que el viaje durara tanto.

Otras ventajas

Por supuesto, en el informe se incluyen muchas otras ventajas que no necesariamente se aplican a e-Residents. Por ejemplo, en Estonia, si eres ciudadano o residente fiscal, no pagas nada por los dividendos distribuidos por tu empresa. Es decir, a diferencia de la gran mayoría de países europeos, si tu empresa te distribuye dividendos, no tendrás que pagar luego impuestos adicionales como individuo. Otras ventajas incluyen también el no pagar nada de impuesto de transmisiones patrimoniales, herencias, etcétera.

Esta serie de medidas marcan una gran diferencia y, en nuestra opinión, hacen que los ciudadanos de un país se impliquen en un proyecto en el que creen. Como ejemplo, en Estonia el transporte público del país es completamente gratuito para sus ciudadanos y residentes. Esto incluye no solo transportes urbanos, sino viajar desde cualquier punto del país a cualquier otro punto en transporte público.

Y es que Estonia es un país que cree en la innovación y el emprendimiento como motor de su pequeña pero creciente economía. Muestra de ello es que startups tan importantes como Skype, Transferwise o Taxify hayan nacido y prosperado en el país báltico. El ecosistema de Estonia es uno de los más maduros y prósperos de Europa.

Conclusión

El mundo ha cambiado. La tecnología está alterando desde cómo viajamos (Uber, AirBnB), a cómo operamos con nuestras finanzas (Revolut, N26, etc…). Cuando Estonia reformó primero su sistema empresarial, y decidió después ofrecer a cualquier persona del mundo crear y gestionar una empresa completamente online, llevó este cambio al contexto de empresas, negocios y hasta gobiernos.

Al igual que pasó con la revolución industrial, o el auge de internet, hay entidades, empresas y sobre todo gobiernos que todavía siguen anclados en el pasado, y esa brecha cada vez será más pronunciada. En el caso de cómo abrir y gestionar tu negocio, la consecuencia es que Estonia lidera el ranking mundial de competitividad empresarial desde hace años.

En nuestra opinión, como ciudadanos globales, debemos elegir la alternativa que mejor se adapta a nuestra manera de entender el mundo. Una alternativa que mire hacia el futuro, en lugar de anclarse en el pasado. Por eso pensamos que una empresa en Estonia es la mejor opción para nómadas digitales, emprendedores y startups.

¿Te apuntas?

Queremos ayudarte a librarte de papeleos, sistemas de impuestos injustos e incomprensibles, y una burocracia administrativa que asfixie tu negocio antes de que haya podido despegar.

¿Cómo? Creando y gestionando tu empresa en Estonia, para que tu puedas dedicarte a hacer crecer tu negocio, dondequiera que estés. ¿Te apuntas?

Regístrate gratis en 'Tu Empresa En Estonia', nos encargaremos de abrir tu empresa, llevar tu contabilidad mensual y tus impuestos anuales. 100% online y con todas las garantías del país más avanzado digitalmente del mundo.

REGÍSTRATE GRATIS