Hace unos años pasé por la embajada de Estonia en Madrid a recoger mi tarjeta de e-Residency. Fue una sensación increíble tenerla por fin en mis manos.

En este artículo, quiero compartir con vosotros qué es la e-Residency y por qué si eres autónomo, freelance o emprendedor puede ser la solución perfecta para ti.

Vamos por partes ¿Qué es la e-Residency?

La e-Residency es un programa revolucionario que lanzó el gobierno de Estonia. Tras su independencia de la unión soviética, Estonia ha tomado pasos decisivos para convertirse en una auténtica nación digital, a años luz de otros países.

El último paso en dicho programa, la e-Residency, permite a cualquier persona convertirse en residente digital en el país, obteniendo una tarjeta de identificación con un certificado. Es como el DNI electrónico, con la diferencia de que de hecho sirve para algo útil.

Aunque esa tarjeta no te da derecho de residencia ni nacionalidad físico de ningún tipo, si te permite hacer cantidad de cosas, desde firmar documentos, hasta fundar una empresa en Estonia sin pisar el país, desde el sofá de casa. Es una puerta de entrada a la administración digital estonia.

Espera, espera, rebobina, ¿Puedo hacer una empresa en Estonia desde España?

Si. Una de las ventajas más atrayentes del programa de e-Residency es fundar una empresa en Estonia. Además, con tu ID-card, y el chip que contiene, podrás operar la empresa remotamente, firmar documentos, pagar tus impuestos, y muchas más cosas.

Lo se, yo pensé lo mismo: suena demasiado bonito para ser cierto.

Pero lo es. No solo eso, sino que tu empresa será una empresa europea, con su VAT intracomunitario, con todas las ventajas que ello conlleva.

Seguro que eres consciente de lo que esto implica para los micro-emprendedores, autónomos, freelancers y demás. La libertad de convertirte en nómada y viajar a donde quieras, gestionando tu empresa remotamente. Piensa en las puertas que se abren a las startups, por ejemplo.

Incluso si no planeas salir del país, la e-Residency te permite tener una empresa europea, con unas condiciones muy buenas a nivel de fiscalidad, y dejar de ser autónomo, pagar la cuota correspondiente, etcétera.

Razones para fundar una empresa en Estonia

En realidad se pueden resumir en una sola palabra: libertad. Pero vamos a detallarlas un poco más.

Papeleo, papeleo, papeleo

Si tienes o has tenido una empresa en España, o incluso si eres autónomo, te has enfrentado a esto. Para empezar, el proceso de fundar una empresa, incluso con la ventanilla única, es un follón: notarios, la oficina de impuestos, el 036, la ventanilla única, elegir el IAE, el CNAE… no es un proceso sencillo ni muy del siglo XXI que digamos.

El IAE es un ejemplo. Como desarrollador freelance, cuando me di de alta como autónomo, no tenía la más remota idea de que elegir en el IAE. Tenía la sensación de que lo más cercano era algo así como “telecomunicaciones”, como si vendiera modems.

Luego, para más INRI, estaba el CNAE… ¿por qué necesito rellenar dos códigos diferentes? ¿Y por qué necesito rellenar a qué me dedico, para empezar? Yo quiero tener una empresa y cobrar a mis clientes. En otros países donde he tenido empresa (como en Inglaterra) no te piden esto, y su sistema empresarial funciona.

Una vez tienes la empresa, más papeleo. Tuve que contratar un contable porque el sistema de impuestos es tan oscuro y complejo, que ella misma me confesó que ni ellos saben a veces qué poner en un concepto, o si algo es deducible o no.

Personalmente, no hubiera podido llevar mis impuestos… Solo pensarlo: el 130, el 303, el 390… El sistema parece pensado a propósito para confundir a la gente.

La Cuota de Autónomo e Impuestos

Las startups y negocios españoles tienen una gran desventaja competitiva. Cada autónomo o empresa tiene que pagar la cuota de autónomo. Si eres el dueño de tu empresa, sabes que son más de 300 euros. Cada mes. Tengas o no tengas ingresos. Eso para nosotros es inaceptable.

Imagina un negocio que se abre en otro sitio como Estonia. No tienes cuota de autónomo, y no pagas impuestos mientras no saques dinero de la empresa. Ahora imagina que esos más de 300 euros los puedes invertir en adwords para tu producto, en contratar a un desarrollador para tu web, o en mil cosas más…

¿Quién crees que va a llevarse al gato al agua? Vivimos en un mercado global, y nos hemos puesto en una situación de desventaja auto-impuesta.

Además de eso, el sistema de impuestos en España es, sencillamente, incomprensible. Ya no estamos en el siglo XIX. Ahora hay otro tipo de profesionales: desarrolladores freelance, diseñadores, startups, bloggers, emprendedores… gente que no puede contratar a un contable a tiempo completo para hacer sus impuestos, especialmente cuando estás empezando.

Sencillamente, la administración española está anclada en el pasado, en el modelo arcaico de gran empresa de antaño.

Señoras y Señores, les presento: Estonia y la e-Residency

Con la e-Residency, es otro mundo. Puedes operar tu empresa remotamente, desde cualquier parte del mundo. Puedes pagar tus impuestos desde tu móvil. No miento. Mi declaración de impuestos de Enero la hice con el móvil, de vacaciones en Canarias, celebrando mi aniversario de boda.

Compara esa situación con las visitas a todas las oficinas de Hacienda, notarios, contables, el registro, etcétera. La única vez que tendrás que ir a Estonia es si necesitas abrir una cuenta bancaria, y esto no es ni siquiera necesario si te valen soluciones como Transferwise.

Pero lo mejor de todo es que el sistema de impuestos no solo es comprensible y sencillo, es hasta lógico. Cualquier autónomo o emprendedor puede entenderlo con solo pasar una hora leyendo los conceptos principales y cómo se aplican los impuestos. Si yo lo entendí -que los temas fiscales me cuestan- cualquiera puede.

¿Y ahora qué?

En este artículo cuento qué es la e-Residency y por qué puede ser una opción fantástica para ti si eres freelancer, autónomo o emprendedor. En mi caso, me ha cambiado la vida. Si te he convencido, y quieres saber cómo, en este artículo hablo de cómo registrase como e-Resident, el primer paso para fundar tu empresa.

¿Te apuntas?

Queremos ayudarte a librarte de papeleos, sistemas de impuestos injustos e incomprensibles, y una burocracia administrativa que asfixie tu negocio antes de que haya podido despegar.

¿Cómo? Creando y gestionando tu empresa en Estonia, para que tu puedas dedicarte a hacer crecer tu negocio, dondequiera que estés. ¿Te apuntas?

Regístrate gratis en 'Tu Empresa En Estonia', nos encargaremos de abrir tu empresa, llevar tu contabilidad mensual y tus impuestos anuales. 100% online y con todas las garantías del país más avanzado digitalmente del mundo.

REGÍSTRATE GRATIS